top of page

DEL TRICICLO AL FORMULA 1: DISTANCIA QUE NOS LLEVAN NIÑOS Y JOVENES EN EL USO DE LA TECNOLOGIA

No nos digamos mentiras. Cuando de tecnología e internet se trata, los adultos estamos totalmente rezagados con respecto a otras generaciones. Por qué? Básicamente porque son cosas que llegaron a nuestra vida un poco tarde, mientras que los que han nacido de un tiempo para acá, vienen con el “chip” incorporado.


Como se dice popularmente, las nuevas generaciones nos dan “sopa y seco” a la hora de usar estas herramientas. Vamos montados en triciclos, mientras ellos van en Fórmula 1.

Muchos de ustedes habrán tenido la experiencia de verse obligados a pedirles a sus hijos que los instruyan o les ayuden con el uso de la tecnología y el internet. Y muchos “memes” y chistes existen al respecto, en los que se ven adultos totalmente ignorantes en cosas básicas, y sus jóvenes hijos desesperados, tratando de explicarles.


Esto podría ser algo puramente anecdótico y hasta gracioso, si no fuera por la preocupante realidad de que la tecnología y el internet están “educando e instruyendo” a esta población joven, con información distorsionada, perversa, peligrosa, sin que los papás tengan un mínimo de control sobre esto. Por ignorantes en el tema, porque no se toman el tiempo suficiente para informarse, porque no quieren que sus hijos crean que no confían ellos, por evitar confrontaciones o conversaciones incómodas, entre otros motivos. Y mientras ellos nos llevan esa distancia en el tema tecnológico, lo contrario sucede si hablamos de estructura y fortaleza emocionales. Ahí los que van en triciclo son ellos.


Qué combinación tan peligrosa. Contenidos altamente perjudiciales que caen en estructuras emocionales frágiles, inmaduras y vulnerables.

Para que se ubiquen un poco, les propongo hacer una pequeña autoevaluación. Haré un corto cuestionario con información obtenida de conversaciones con algunos de mis pacientes. Espero que ahí puedan hacerse una idea de qué tan desinformados o informados están:


1. Conocen y saben de qué tratan las series ELITE y EUPHORIA, muy populares entre los adolescentes, y qué temas abordan?


2. Están enterados de que muchos jóvenes abren perfiles en redes sociales en los que aceptan a sus papás como “amigos”, pero paralelamente tienen otros perfiles en los que manejan contenidos que no quieren que sus papás vean?


3. Sabían que niños de 8 y 9 años están accediendo a pornografía? Básicamente porque no tienen ninguna restricción para hacerlo. Portales como “PORN HUB” están a su alcance sin ningún requisito.


4. Se han tomado el tiempo de poner algunos videos de los “YouTubers” que sus hijos admiran y tienen como modelos de referencia e identificación?


5. Están seguros de que cuando sus hijos les dicen que están jugando videojuegos con “amigos”, realmente son personas conocidas y de su edad, y no personas mayores y en casos más complicados, personas indeseables infiltradas?


Espero que hayan respondido SI, ojalá a todas las preguntas. Pero los que no, deben empezar a pensar en qué medidas tomar si no quieren que la tecnología y el internet se les adelanten, y “eduquen e instruyan” a sus hijos.


La solución no es fácil, porque pensar que un triciclo alcance a un Fórmula 1 es irreal. Lo que hay que mirar es cómo contrarrestar en algo esta distancia. Aquí doy algunas sugerencias:


1. Los temas hay que ponerlos sobre la mesa, y pronto. Esas conversaciones que en otras épocas no se tenían o se tenían cuando los hijos eran adolescentes o adultos jóvenes, hay que adelantarlas. Una vez que los niños tienen acceso a dispositivos, empiezan a estar en riesgo. Hablar de pornografía, de la forma como se enfoca la sexualidad en las series de televisión, de la existencia de pedófilos y otros peligros en las redes sociales y los videojuegos, de la información que reciben a través de los “YouTubers”, etc, etc, es cada vez más urgente.

2. Los papás deben tratar de estar actualizados. Buscar la forma de saber qué está de moda entre niños y jóvenes, y sacar el tiempo para mirar todo lo que puedan. De esa manera tendrán más elementos para discutir con ellos sobre la conveniencia o inconveniencia de los contenidos que están recibiendo. Si les critican lo que ven o hacen sin tener muchos elementos de juicio, sus hijos se pondrán a la defensiva y la discusión se volverá muy difícil. Simplemente no estarán receptivos a lo que quieran transmitirles.

3. Hoy en día hay desarrollados muchos controles parentales que les dificultaría un poco a sus hijos el acceso a ciertos contenidos. La realidad es que son tan hábiles, que logran “brincarse” a veces esos controles, pero en otros casos no lo logran, y pueden ser en algo efectivos.

4. Mi opinión es que los papás deberían tener el derecho a revisar los historiales de búsqueda de sus hijos, por lo menos hasta cierta edad, pedirles las claves de acceso a redes sociales si las tienen, mirar sus cuentas en Netflix y otras plataformas, en fin. Hay controversia alrededor de si esto es una intromisión a su privacidad. No sé. Pero si lo es, creo que es necesaria. Los niños y jóvenes tendrán el conocimiento para manejar la tecnología y el internet, pero NO tienen la estructura y herramientas emocionales suficientes para asimilar de manera sana y constructiva toda la información que les llega.


El tema es amplio y complejo, y con este escrito busco simplemente prender un poco las alarmas y crear conciencia sobre una realidad. La tecnología y el internet son herramientas espectaculares. Pero si duda, son también herramientas que pueden llegar a ser peligrosas y dañinas si no se manejan de manera adecuada.


La tecnologia y lo adolescenes - Blog Diana Zuleta Psicóloga de adolescentes

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page